La Inquisición se reune para celebrar un juicio que puede cambiar el curso de la historia. El acusado es Juan Rana, el comediante más célebre del Siglo de Oro. El delito: hacer reír al público con su humor irreverente y burlesco retratando a toda la sociedad. Acusado de blasfemia, desacato, irreverencia, provocación, espíritu crítico, heregía…, ahora debe enfrentarse a una posible condena: ¡la hoguera! ¿Cuál será el veredicto?

Mezclando realidad y ficción, nos invita a reflexionar sobre la risa y el humor y el papel de los comediantes en la construcción de un discurso que cuestiona las ideas de cada tiempo. ¿Qué pasaría si no pudiésemos reírnos de nosotros y de las cosas de la vida que nos pesan? ¿Dónde está el límite? Una pregunta muy adecuada para estos duros tiempos que nos toca vivir.

Asistiremos a una fiesta de entremés de los más grandes autores como Calderón, con ingredientes ronlaleros imprescindibles: cinco actores, creación colectiva, dramaturgia original de Álvaro Tato, humor, canto y música en directo, mucho ingenio y un desafío artístico.

Tras rotundos éxitos internacionales de las dos coproducciones previas, Ron Lalá y la Compañía Nacional de Teatro Clásico vuelven a aliarse en una nueva propuesta, finalista a dos Premios Max en la edición de 2021. La compañía tiene recibido otros dos Max y dos Premios del Público del Fiot (2013 y 2016), donde ya disfrutamos de la mayor parte de sus espectáculos.

Dirección musical
Miguel Magdalena

Vestuario
Tatiana de Sarabia

Escenografía y atrezzo
Carolina González

Iluminación
Miguel A. Camacho

Sonido
Eduardo Gandulfo

Dramaturgia y versiones
Álvaro Tato

Dirección
Yayo Cáceres

Coproducción
CNTC / Ron Lalá